El desarrollo del niño de 12 a 24 meses

Estado actual
Disponible
Precio
€ 24,95
Empezar

En el período sensible de 12 a 24 meses, el niño desarrolla de manera muy eficiente el desarrollo motor, consolidando la marcha autónoma, empieza a desarrollar el lenguaje oral, come por sí mismo, comprende para qué sirven muchos objetos cotidianos, apila, encastra, enhebra….son muchos los aprendizajes que el niño de esta edad realiza en poco tiempo.

En este curso vamos a preguntarnos quién es el niño de esta edad y que necesita para un desarrollo pleno desde la perspectiva Montessori.

Conoce el importe del curso en tu moneda con el conversor de divisas:

Utiliza nuestro conversor de divisas para calcular el valor de nuestras formaciones. Estos valores y tipos de cambio son actualizados diariamente según información facilitada por el banco central europeo.

*La siguiente cotización no incluye los distintos impuestos que puedas tener su país.

CURSOS MONTESSORI PARA LA ETAPA DE 0 A 3 AÑOS

Descubre todos los cursos para preescolar y especialízate en la etapa de 0 a 3 años

CURSOS MONTESSORI PARA LA ETAPA DE 0 A 3 AÑOS

Descubre todos los cursos para preescolar y especialízate en la etapa de 0 a 3 años

Objetivos

CONOCER LAS NECESIDADES DEL NIÑO

Conocer las necesidades del niño desde los 12 a los 24 meses

PERSPECTIVA MONTESSORI

Conocer algunos rasgos de la perspectiva Montessori

COMPRENDER CONCEPTOS

Conocer algunos conceptos que ayudan a la crianza en esta etapa del desarrollo

Información

Dos de los conceptos fundamentales de la perspectiva Montessori son la mente absorbente y los períodos sensibles.

La doctora Montessori detecta en el desarrollo humano 4 períodos fundamentales; el primero de ellos abarca desde el nacimiento hasta los 6 años, y una de sus características fundamentales es la cualidad del niño de percibir absorbiendo del ambiente los estímulos que se le ofrecen. 

En este curso vamos a preguntarnos quién es el niño de esta edad y que necesita para un desarrollo pleno desde la perspectiva Montessori.

Veremos sus necesidades en las rutinas de alimentación, higiene y sueño, por ejemplo, a través de los criterios de BLW o alimentación autodirigida, que permite poner en práctica toda esa autonomía que el niño de esta edad desarrolla.

También abordaremos cuáles son las características del ambiente que necesita, de acuerdo a los rasgos de su período sensitivo.

La educación de los sentidos es un rasgo propio de la perspectiva Montessori, por eso veremos que podemos ofrecer al niño de 12 a 24 meses y cuales son los propósitos que las actividades sensoriales tienen. Abordaremos el Juego heurístico como una manera concreta de ofrecer exploración libre y al mismo tiempo, percepción sensorial variada y rica, y veremos qué relación tiene el desarrollo sensorial con el desarrollo de la inteligencia.

Veremos también las etapas en el sueño y su significación psicológica, como así también de las características de la cama baja que Montessori sugiere para favorecer la autonomía, tan propia del niño de 12 a 24 meses.

El uso del sanitario, el control de esfínteres, el lavado de dientes y manos como el vestirse y desvestirse

  • Conocer las necesidades motrices del niño de 12 a 24 meses y como responder a su desarrollo tanto para el desarrollo motor grueso como fino
  • Comprender la importancia de la autonomía en las rutinas de alimentación, higiene y sueño 
  • Conocer las necesidades sensoriales del niño de 12 a 24 meses y como responder a su desarrollo
  • Conocer la relación entre el desarrollo sensorial y el desarrollo cognitivo
  • Reflexionar sobre las actividades que podemos ofrecer al niño en esta edad
  • Adecuar el ambiente a las necesidades particulares del niño de 12 a 24 meses
  • Reflexionar acerca de la capacidad de orden y concentración propia del niño de esta edad
  • Ejercitar la observación del niño pequeño

 

La costumbre o la cultura naturaliza muchas prácticas que muchas veces entorpecen el desarrollo del niño de esta edad. Preguntarse quién es el niño que tiene entre 12 y 24 meses, nos permite mirar sus necesidades y habilidades reales, con una mirada despojada de prejuicios y confiando que en el niño hay un maestro interior que lo guía en su desarrollo.

Según María Montessori, el niño clama por autonomía, por libertad de movimiento y por estímulos ricos, variados, interesantes. 

El diseño de ambientes que propone para esta edad, los estímulos, actividades, objetos y mobiliario son sencillos, pero bien pensados, implican una reflexión profunda sobre los rasgos propios del niño de esta edad lejos de estereotipos culturales y modos de crianza transmitidos.

Se trata de plantearnos una crianza respetuosa del niño, que atiende a sus necesidades y que espera sus tiempos sin adelantar ni interrumpir procesos.

Según Montessori, la autonomía es un largo proceso de adquisición progresiva, que se inicia en la primera infancia con la autonomía física, pero que continúa con la autonomía intelectual y luego moral.

No cabe duda que es necesario revisar los criterios de crianza respetuosa y autónoma para preparar al niño, que será el adulto del mañana, para un entorno complejo y cambiante.

 

  • Los períodos sensitivos

La Dra. Montessori se refiere a los períodos sensitivos como ventanas de oportunidad que el adulto debe aprovechar, períodos especiales en las que el niño desarrolla una sensibilidad especial en algunos aspectos; conocerlos nos brinda una oportunidad inigualable para responder con precisión a lo que el niño necesita. 

Montessori nos invita a preguntarnos: ¿Quién es el niño entre los 12 y 24 meses?  Para ofrecerle lo que realmente contribuye a su desarrollo, lejos de estereotipos o criterios de crianza aprendidos.

  • Las rutinas de alimentación, higiene y sueño

Los cuidados y rutinas del niño de esta edad, muchas veces están naturalizados en costumbres y criterios transmitidos por la cultura, pero que muchas veces no atienden a lo esencial. Montessori invita al adulto a entender al niño como un milagro, un ser que necesita del adulto para la supervivencia física y afectiva.

La alimentación autónoma, las características del sueño y la importancia del vínculo en la higiene son algunos de los conceptos que trabajaremos en este curso, profundizando en la alimentación autónoma, el control de esfínteres, el cambio de pañal con las posibilidades de la bipedestación y la cama baja que Montessori propone para el desarrollo de la autonomía.

  • El ambiente preparado para niños de 12 a 24 meses

Trabajaremos algunos criterios básicos y sencillos para diseñar el ambiente del hogar a partir de las necesidades de esta edad: espacio físico, mobiliario y objetos para el desarrollo motor y sensorial, y también para las rutinas de alimentación, higiene y sueño.

  • El desarrollo sensorial

El niño de 0 a 3 años tiene una enorme percepción sensorial que le da información para el desarrollo no solo de sus sentidos, sino también de todas las demás áreas. Veremos en este curso de que se trata el Juego heurístico, los paneles sensoriales y otras actividades que ofrecen contrastes sensoriales.

  • El desarrollo del movimiento

Montessori propone el movimiento libre, haciendo foco tanto en materiales para el desarrollo motor fino como grueso, entendiendo que el desarrollo del movimiento y de la inteligencia están integrados.

Abordaremos también la perspectiva de Emmi Pikler y el movimiento coordinado y autónomo, especialista que comparte con Montessori muchos criterios en este campo, con una investigación seria de más de 10 años. Veremos las diferentes fases que Emmi Pikler observa en el desarrollo del movimiento, porque lo llama “coordinado y autónomo” y cual es la intervención del adulto que propone para ese desarrollo.

También veremos varias propuestas para el desarrollo motor fino, que se desarrolla en el niño de esta edad.

Dirigido a padres, pedagogos, directivos, especialistas, maestros, docentes, cuidadores o animadores de la primera infancia que quieran conocer más la perspectiva Montessori en relación al desarrollo de niños de 12 a 24 meses.

La bibliografía propuesta, la amplitud de los temas abordados y los ejercicios que se proponen para la observación que este curso ofrece, lo hacen asequible a educadores, padres y asistentes.

 

Una vez finalizado y superadas con éxito las actividades solicitadas al finalizar cada módulo, el alumno recibirá un Certificado digital que acredita la realización y aprovechamiento del curso, otorgado por International Montessori Institute como centro oficial de formación en pedagogía Montessori.  

Inscribirse al curso es muy sencillo, deberás hacer clic en el botón “INSCRÍBETE” que encontrarás bajo el título del curso.

Una vez hecho esto, te aparecerá el carrito de compra con el curso que hayas escogido, y deberás hacer clic en “Finalizar compra”, o bien seguir navegando por nuestra web para añadir nuevos cursos a tu carrito.

El siguiente paso será rellenar el formulario con los datos de facturación y elegir la modalidad de pago: mediante tarjeta o Paypal, y hacer clic en “Realizar el pedido”.

Finalizado el proceso de inscripción, recibirás de forma automática un correo de bienvenida, en el cual estarán incluidas tus claves de acceso para que puedas iniciar la formación. Recuerda que tienes hasta 45 días para finalizar el curso.

Recuerda que después de leer o visualizar el contenido de las lecciones debes presionar el botón “Completado”, y así poder avanzar al siguiente tema.